Diseño higiénico-sanitario de instalaciones donde se manipulan alimentos a nivel industrial

Diseño higiénico-sanitario de instalaciones donde se manipulan alimentos a nivel industrial

Contenidos

CURSO ACREDITADO POR LA COMISIÓN DE FORMACIÓN CONTINUADA CON 0.4 CRÉDITOS FORMATIVOS (Nº de expediente: 02-0020-07/0180-A).

El objetivo principal de cualquier actividad en general, y las de procesado de alimentos en particular, es la producción en las mejores condiciones tanto desde el punto de vista productivo como desde el punto de vista de la calidad. Si hablamos específicamente de producción de alimentos, tenemos que poner en valor, dentro de la calidad, los aspectos concernientes a la seguridad de los alimentos.

El promotor de una instalación para el procesado de alimentos pretende, inicialmente, que la misma cumpla con los requisitos higiénico-sanitarios para su inscripción en el Registro General Sanitario de Alimentos. Pero, además, va a requerir que este cumplimiento se realice de una forma práctica respecto a la funcionalidad de las instalaciones para así favorecer la seguridad alimentaria de los productos procesados en las mismas.

Para lograr los objetivos de seguridad alimentaria que se exigen en el mercado, uno de los puntos más importantes es partir de un buen diseño higiénico-sanitario de las instalaciones donde se van a procesar esos alimentos. Pero no es menos importante que estas instalaciones se adapten al volumen, actividad y nicho de mercado al que va dirigido el producto que se va a procesar en ellas. El factor económico es siempre importante y las instalaciones deben tener en cuenta este aspecto.

Además, podemos valorar productos dirigidos a clientes más exigentes que pudieran requerir que las instalaciones estén certificadas por alguna de las normas internacionales tipo IFS o BRC. O bien, otros que deseen realizar alguna actividad alimentaria pero dirigida a un mercado más local. En ambos casos, que el diseño tenga un prisma higiénico-sanitario adecuado, es fundamental para un correcto proceso tecnológico. Las instalaciones deben permitir, de una forma sencilla, la consecución de los procesados lógicos y, a la vez, prevenir de muchos de los riesgos asociados. Todo ello teniendo como piedra angular la base legislativa tanto de requerimientos generales como requerimientos específicos para cada una de las actividades.

Para ello, debemos saber poner en valor los conocimientos en higiene alimentaria y trabajar en equipo, de una forma coordinada, con el resto de las partes que intervienen en la ejecución de un proyecto alimentario: gerencia-propiedad, producción-manipuladores y técnicos de obras (ingenieros, arquitectos, etc.).

ÍNDICE DE CONTENIDOS

  • Recogida de datos: producto, proceso, volúmenes, espacio, etc.
  • Fundamentos legales y bases legales de la actividad.
  • Especificidades del local o espacio propuesto para la implantación.
  • Estudio de las necesidades, locales, flujos, procesados, etc.
  • Diseño de las instalaciones.
  • Materiales y maquinaria, adaptación a los objetivos de seguridad alimentaria.
  • Dinámicas de ejecución de proyectos y ejemplos prácticos

Este programa puede verse modificado para una mejor docencia.